Nemanja Radovic

Web oficial de Nemanja Radovic

La consecución de un sueño

Nemanja Radovic con la 'marea roja'

No estábamos llamados a ello. Pero lo hemos conseguido. Si por algo se caracteriza el deporte es por las historias de superación que lo encumbran dentro del mundo del entretenimiento. Y nosotros, pese a que todavía no la hemos terminado, estamos escribiendo una de esas páginas. Una aventura apasionante en la mañana comenzaremos un nuevo capítulo que dejaremos con final abierto. Porque queremos más.

Creo que todos coincidiréis conmigo en que a principio de temporada pocos podían imaginar lo que hemos alcanzado. Cuando se formó el equipo en verano, con diez caras nuevas y muchas de ellas desconocidas, hablar de algún objetivo más allá de la salvación se hubiera visto como una temeridad. Sin embargo, nosotros siempre confiamos en nuestras posibilidades. Y aquí estamos, sextos de la mejor liga de Europa y a punto de comenzar una eliminatoria de playoff de la Liga Endesa ante uno de los mejores equipos del Viejo Continente: Kirolbet Baskonia.

El camino ha sido duro, como no podía ser de otra forma estando en la liga más competitiva, pero ha merecido la pena y no solo por el resultado que llevamos. Desde el principio hemos expresado que el ambiente en el vestuario era genial y no eran solo palabras. Esa comunión se ha visto en la cancha, durante los momentos buenos pero, sobre todo, en los malos. Y no ha quedado ahí, sino que hemos conseguido llevarla hasta la grada, que era otro de los objetivos de esta temporada. Estuviéramos aquí o no, todos éramos conscientes de que las últimas campañas no habían sido buenas, así que poder reenganchar a la ‘marea roja’ es algo de lo que también estamos muy orgullosos y contento por todo lo que nos aportan.

Sin duda, ellos han sido parte importante de este viaje. Fundamental, incluso. Siempre han estado ahí, llenando el pabellón en cada partido, celebrando cada victoria y empujando y animándonos cuando más lo necesitábamos. Esta sexta posición y clasificación para el playoff también es suya. Por su respaldo incondicional, lo que han sufrido en temporadas pasadas y por el cariño que nos demuestran dentro y fuera de la cancha. Es por eso que nos llena de alegría poder regalarles al menos un partido más en el pabellón Príncipe Felipe. Y no un encuentro cualquiera, sino un auténtico partidazo de playoff. Algo que no se vivía en Zaragoza desde hace cinco años y que tanto merece.

Eso será el domingo, pero antes tenemos que dar el primer paso en Vitoria. Esta tarde viajamos hasta allí para enfrentarnos mañana a Kirolbet Baskonia con la ilusión y la ambición por bandera. Somos conscientes de que será tremendamente complicado y de que el playoff requiere un grado más de nivel y exigencia. Sin embargo, habiéndonos ganado el derecho a estar aquí, no queremos darnos por satisfechos y nos vemos en la obligación de dejárnoslo todo para intentar alargar esta bonita aventura lo máximo posible. Además, ya demostramos que somos capaces de plantarles cara y vencerles. Sabemos que ellos son los favoritos, pero ¿por qué no hacerlo otra vez? Nos sentimos dueños de nuestro destino, todo está en nuestra mano y tenemos ganas de seguir disfrutando al máximo de este sueño. ¡A por ello!

Recuerdos del Fontes do Sar

Nemanja Radovic, Jugador de la Jornada 9

Ha pasado casi un año desde la última vez que pisé Santiago de Compostela. Hoy vuelvo allí para enfrentarme mañana a mi exequipo, Monbus Obradoiro. Allí competí la temporada pasada en lo que fue mi segunda etapa en la Liga Endesa. No fue mucho tiempo, pero sin duda supuso una experiencia muy enriquecedora que me ayudó a crecer tanto a nivel personal como profesional.

Allí dejé muchos compañeros y amigos a los que estoy deseando que llegue el momento de volver a ver. Desde mi gran amigo Nacho Llovet hasta Ben Simons, por el que no puedo más que alegrarme tras su gran partido del pasado fin de semana en Burgos. ¡10 triples, casi nada! Eso sí, espero que esa exhibición anotadora le sirviera para vaciarse y que no le queden para el partido de mañana. Un choque en el que volvemos a probarnos como visitantes después de las dos últimas e importantes victorias conseguidas frente a Kirolbet Baskonia y Unicaja.

En esta nueva salida queremos mantener la línea que hemos demostrado en los partidos del Príncipe Felipe y resarcirnos de los últimos partidos fuera de Zaragoza. No podemos esconder que en Madrid y Murcia no estuvimos a la altura, por lo que este compromiso ante Monbus Obradoiro es un nuevo examen para medir nuestro nivel. Y qué mejor forma que hacerlo en el Fontes do Sar, una cancha tremendamente difícil en la que la gente está muy encima, se vuelca con el equipo y genera un ambiente especial.

Sé de lo que hablo. Porque tras sufrirlo cuatro años como contrincante, el pasado curso tuve la oportunidad de disfrutar de esa atmósfera que te contagia y te lleva a jugar a otro nivel. No en vano allí firmé el que hasta la fecha ha sido mi mejor partido en la ACB y que me valió el premio como Jugador de la Jornada. Aún recuerdo aquellos 17 puntos, 12 rebotes y 29 de valoración. Ha llovido mucho –y nunca mejor dicho en Santiago–, pero cómo me gustaría poder revivirlo. Actuación y sobre todo victoria.

Sin embargo no será nada fácil, porque Monbus Obradoiro está haciendo una buena temporada, juegan en casa y llegan con confianza tras ganar en una pista complicada. Tampoco podemos olvidar que ya fueron capaces de ganarnos en Zaragoza, por lo que hemos de estar muy atentos y preparados. Especialmente a sus tiradores, que nos hicieron mucho daño, pero también a sus interiores, puesto que son muy grandes y continúan bien hacia el aro. A buen seguro será un partido muy duro, pero ojalá podamos brindar un gran espectáculo. Nada me gustaría más en mi vuelta al Sar.